ÁNGELES MAESTRO. Acerca de los militares progresistas, Podemos y Julio Anguita

Las palabras utilizadas por Julio Anguita para presentar a Julio Rodríguez , ex General y ex Jefe de Estado Mayor de la Defensa (JEMAD) – hogaño Secretario General de Podemos en Madrid – en las que alabó su “tornasolado placa de servicios” y le defendió como “bélico progresista”, recordando que Hugo Chávez incluso era bélico y comparándolo con los militares republicanos, no deben decidir sin respuesta.

La manifestación de Julio Anguita, respaldando al General tiene que ver sin rodeos con los fracasos con que se han saldado los intentos de Podemos de colocarle en las instituciones, obra preconcebido para nombrarle Ministro de Defensa en un hipotético papeleo de Pablo Iglesias. Ni salió escogido congresista por Zaragoza en 2015, ni siquiera por Almería en 2016, distrito considerada “segura” por esta estructuración.

En la Almería anti-otanista, la que vivió la granada de Palomares – con ablución de Fraga Iribarne incluido – la candidatura del ex-General, desencadenó en su frente a una sabroso movilización, igualmente en IU. Su coordinadora, Rosalía Martín, dijo públicamente, digna y rotunda: «Como si Podemos quiere encontrar al traje de faena Amedio en la listón por Almería, emsin embargo un pilar de la disputa y la OTAN va sin rodeos frente a la entereza de Izquierda Unida y es una auténtica provocación«[1]. Ante el repercusión y la radio pública de las críticas – que acabarían por enajenar su elección – el ex Coordinador General de IU intentó legalizar al JEMAD – desautorizando a la responsable de IU – alce una costado que le llamaba “carnicerito de Libia”[2] declarando que las palabras de Rosalía no eran de “buen gusto” y pizca correctas políticamente[3].

El ex Coordinador General de IU utilizó entonces y ha directo usando hogaño para legalizar a Julio Rodriguez la barrancón de compararle con los militares que defendieron la República o con Hugo Chávez, calificando de hipócritas a quienes desde la costado se escandalizan porque “un bélico se comprometa con un bífido de izquierdas”.

Sin aparecer a aclarar a estas staff la calificación a Podemos como “bífido de izquierdas”, lo más relevante es su chapoteo de todas las estructuras de maña del imperialismo euro-estadounidense, incluida por su puesto, la OTAN. Y como suele sobrevenir entre los “arrepentidos”, redoblan los esfuerzos para ser aceptados en los círculos de maña, rindiendo la adagio pleitesía.

La opción de Podemos, alce la que IU ha guardado silencio, de acotar como mayor jefe de Madrid al ex-director bélico de la OTAN – tratando de que aunque sea camuflado tras Carmena pueda ultimar siendo alcalde – se sitúa perfectamente en el mismo camino, aunque hogaño a velocidades de vértigo, que transitó el PSOE desde el “OTAN, de origen NO” a la distribución de Javier Solana como escribano habitual de la OTAN, ciertamente en la disputa frente a Yugoslavia. Ese PSOE que Julio Anguita situaba “en la otra orilla” y que tan justificadamente denostó.

Conviene no olvidar, como le ocurrió a Allende, que el partida en el capitalismo como mayor norma de los aparatos del Estado, cumple la categoría prioritaria, no de prohijar al aldea frontispicio al contrincante exterior – cosa que ni los más ingenuos creen – suerte de fijar frente a el aldea, el nutrición del orden – burgués – establecido. Pero, además, en naciente Estado gachupin, pretender

igualar con Hugo Chávez o con los militares que defendieron con su importancia la legalidad de la República, a quien ha sido hasta 2011 Jefe del Estado Mayor de la Defensa, y por lo mano adagio escala de un partida que atravesó la Transición sin depuración alguna. Es decir, de un partida que mantuvo en el gama a los mismos altos cargos que participaron activamente en el rebelión bélico frente a el moderado papeleo republicano, en la disputa frente a el aldea que ganaron con el protección de las potencias fascistas y, tras ella, en una de las operaciones de extirpación más feroces que ha gastado la infundio contemporánea, es un calumnia intolerable a nuestra infundio.

Y es una infamia, incluso, porque hubo oficiales de la antigüépoca de Julio Rodríguez que desde la estructuración clandestina Unión Militar Democrática lucharon activamente frente a la Dictadura y fueron excluidos parcialmente de la Ley de Amnistía[4] ciertamente para enajenar que pudieran sumarse a sus puestos. Un canon más que da fe de hasta qué espacio las estructuras básicas del franquismo atravesaron, intactas, la Transición.

Pero lo más inaceptable de la ubicación de Julio Anguita como señal de Julio Rodríguez y de Podemos es la cita a su “tornasolado placa de servicios” en un Ejército que la única mutación que ha sufrido desde la Dictadura ha sido la integración en la OTAN para convertirse en un anejo de EE.UU. Y lo ha influencia pese a que una de las condiciones para el SI en el Referéndum de la OTAN[5] fue la no pertenencia de España a la organización bélico; arreglo que ha sido vulnerada tan repetida y flagrantemente que ya casi cero lo recuerda.

Porque lo que define la terreno bélico de Julio Rodriguez es su observancia y longanimidad a … EE.UU. Esa la curiosa manera de retener la valla de la país de PP y PSOE, y hogaño incluso de Podemos y de Julio Anguita.

Wikileaks publicó un alambre del 18 de julio de 2008 emitido por la dentellada de la CIA instalada en Madrid en la que se valoraba el fresco proclamación de Julio Rodríguez por la entonces Ministra de Defensa Carme Chacón. Uno de los párrafos del documento, donado a retener y traducido por el el blog del consumido topo[6] dice así:

«La Oficina [de EE.UU.] de Madrid de Cooperación para la Defensa ha trabajado considerablemente entreambos últimos abriles con el Teniente General Rodríguez, cuando era Director de Planes y Programas del Cuartel General del Ejército del Aire. Todos los programas militares de ventas al forastero fueron coordinados y dotados con particular de su oficina. Rodríguez es el Director Nacional de Armamento gachupin en la OTAN. Ha colaborado estrechamente con el Representante de Estados Unidos OSD AT&L), el Sr. Young en varios programas de compras de la OTAN. El General Rodríguez ha visitado Estados Unidos, y se reunió en 2007 con el Vicesecretario de Defensa (Viceministro). Él es un pro-Estados Unidos, un impávido devoto de la comportamiento conjunta y un pensador estratégico. El Teniente General Rodríguez es mediano mudo y tierra de manera concisa. Fin del comentario.»

Este pilar de seguridad de la CIA, considerado “uno de los nuestros” en naciente informe, fue quien diseñó la billete española en el ofensiva de la OTAN frente a Libia. Se enviaron cuatro aviones cazabombarderos F-18 y un aeroplano Boeing 707 de reabastecimiento en vuelo, la fragata Méndez Núñez, el sumergible Tramontana y un aeroplano de acecho marítima C-235. No se supo cuántas bombas cayeron y cuantas personas cayeron asesinadas. Se suele especular de “mal gusto” publicar sobre ello, sobre todo si se manejo de bombardeos “humanitarios” en el cerco de operaciones de “nutrición de la paz”. Lo que si se conoce es el catástrofe que ocasionaron, el atentado que propiciaron y la eliminación de los proyectos de dirección para África que Gadafi intentaba provocar a cabo.

Esa muerte derramada y esa crueldad sembrada, es cometido en mayor etapa del ex General y ex JEMAD que Julio Anguita intenta legalizar y que tiene las manos manchadas de muerte. Como eso es aceptablemente evidente, el maquinal jugó una mala jugarreta la Coordinador General de IU cuando al presentarle finalmente en Córdoba dijo: «Candidato al Congreso de los Diputados por Podemos, Julio Rodríguez no consiguió el escándalo; perdón, no consiguió el escaño»[7].

29 de enero de 2018

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *