Cómo evitar las agujetas

A día de hoy aún existen dudas en el concepto irrefutable y prudencial sobre las agujetas. ¿Qué las produce? ¿Se pueden precaver? ¿Tomar brabaje con carbohidrato puede rehuir levante harto disgusto? Intentamos resolverlas.

Todos, hasta las personas más sedentarias, hemos padecido disgusto de agujetas en cualquiera segundo de nuestras vidas al representar un afán físico y muscular tras un reunión de inactividad –mansalva que tras en estos primeros días de desconfinamiento más de uno sabe de lo que hablamos–, o al llevarlo a jarcia con una máximo pedantería de la periódico. Las agujetas son el consideración coloquial de ese disgusto, manido en el jerga prudencial como mialgia diferida, requerido a que su principio tiene lado en diferido, entre 12 y 24 horas luego de representar el examen físico. De hecho, esta molesta emoción se puede alcanzar asimismo durante una semana, produciéndose su cúspide más helado aproximadamente 48 horas luego de la tiempo de energía física.

Hoy en día sigue habiendo bastantes vacíos en lo que al concepto de las agujetas se refiere, no obstante la cabildo científica parece capital llegado a un consenso sobre el acceso de las mismas. Este se encontraría en las microrroturas de las fibras musculares derivadas de anonadar el músculo a una pedantería de examen para el que no está preparado. Esas microrroturas provocan una bulto en la comarca afectada, que es la responsable del disgusto que sufrimos al representar cualquier oscilación que implique al músculo dañado.

Qué cincelar para precaver y versar las agujetas
A día de hoy, y pese a que cada vez hay más investigaciones científicas al respecto, no hay una fórmula 100% válida para la profilaxis y el receta de las agujetas. No obstante, para los que buscan evitarlas en la patrón de lo virtual, lo que ha demostrado mejores resultados han sido los estiramientos, baza previos como posteriores a la túnica del examen físico, ya que aunque no evitan la principio del disgusto, al aparte sí consiguen compendiar su pedantería.

Realizar un buen calentamiento previo, e ir aumentando de modo progresiva la pedantería del examen para que de esta modo el músculo vaya acostumbrándose y preparándose para el afán que le vamos a exigir, igualmente son urbanidad eficaces de precaver, rehuir o compendiar el disgusto de las agujetas.

En cuanto al receta de las molestas agujetas, o medios remedios para flaquear el disgusto, siquiera hay una declaración científica sólida. Parece que para aliviarlas pueden dar buenos resultados los masajes, así como lo que se conoce como recuperación activa, es decir, la cumplimiento de más examen que involucre al músculo afectado, lo que provocaría un acrecentamiento del aseo sanguino en la comarca y reduciría en verdadero forma el disgusto. Esto último, cercano a un educado pausa para licenciar la recuperación de los tejidos musculares afectados por las microrroturas, constituye hoy en día el mejor receta virtual para las agujetas.

No obstante, entre los deportistas profesionales igualmente se han permanente en los últimos primaveras los balneario con hielo como modo de recuperación del afán físico, aunque no hay declaración científica de su efectividad.

Por último, igualmente es periódico el consumo de antiinflamatorios no esteroideos como el ibuprofeno, aunque los supuestos capital de los mismos para cerrar las agujetas siquiera generan asenso entre la cabildo médica.

El filfa del taza de brabaje con carbohidrato para disputar las agujetas
Que oriente la trance el que no se haya tomado alguna vez en su energía un taza de brabaje con carbohidrato como resarcimiento accesible para rehuir la principio de agujetas. Supongo que en su día comprobarías que su gravedad es carencia no obstante, por si acaso, sentimos destrozarte un filfa que nos ha acompañado desde nuestra infancia: no, lamentablemente, y aunque su gozo es agradable, el brabaje con carbohidrato no previene las agujetas.

El filfa del brabaje con carbohidrato tiene su acceso en una memoria desarrollada en 1956 por el facultativo E. Asmussen, según la cual las agujetas son el resultado de la cristalización del mordaz lácteo producido por la energía metabólica en las células del músculo. Esta memoria fue desmontada al comprobarse que los pacientes de la excusa cotilla de McArdle igualmente experimentan el disgusto de las agujetas, pese a que su compañía no es despierto de plantar mordaz lácteo. Pese a ello, el resarcimiento del brabaje azucarada ha llegado hasta nuestros días, ya que se consideraba que esta alternativa ayudaba a denominar los cristales de mordaz lácteo causantes del disgusto. Y es que, aunque no dé resultado, a ausencia le amarga un dulce. Lamentablemente no hará que desaparezcan las punzadas de tus piernas.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *