Consejo de Ministros El Gobierno aprobará este martes un aumento sin precedentes de cerca del 20% en el techo de gasto de los Presupuestos


Manuel Sánchez / Alejandro López Miguel

Este martes, por fin, el Consejo de Ministros dará el pistoletazo de salida a los Presupuestos Generales del Estado para 2021, con la aprobación de su techo de gasto (como se conoce al límite de gasto no financiero), y la presentación del cuadro macroeconómico, con cifras no conocidas hasta ahora.

Así, el techo de gasto que se aprobará tendrá un incremento sin precedentes con respecto al fijado para el 2020, que fue de 127.000 millones de euros, y también con la referencia del establecido para 2021, de 131.000 millones, gracias a que se incorporará una parte de los fondos que el Gobierno espera recibir del plan de reconstrucción de la UE.

Algunas fuentes apuntan que el techo de gasto podría superar los 150.000 millones; otras apuntan que estará más cerca de los 160.000

Algunas fuentes apuntan que el nuevo límite del gasto no financiero podría superar los 150.000 millones de euros, lo que supondría una subida de casi el 20%. Otras fuentes dan por hecho que esta cifra estará más cerca de los 160.000 millones. Frente a las recetas de la austeridad empleadas en la anterior crisis, en esta ocasión el Ejecutivo está decidido a abrir todos los grifos del gasto público.

Además, sería un volumen de gasto que no se ve en España desde los últimos Presupuestos de José Luis Rodríguez Zapatero. En 2008, 2009 y 2010, el techo de gasto ascendió hasta los 152.000; 165.000 y 182.000 millones, respectivamente.

Este fuerte incremento, además, será posible por la decisión de Bruselas de dejar en suspenso las reglas de gasto, lo que da margen al Gobierno para incurrir en déficit y aumentar la deuda, al menos, en 2021. Por tanto, no tendrá que haber una nueva senda de estabilidad presupuestaria, como anunció la ministra de Hacienda y portavoz, María Jesús Montero, el pasado jueves. 

Y esto posibilitará, además, que el Gobierno de coalición cumpla su compromiso de aprobar unos Presupuestos expansivos, con los que tendrá más posibilidades de negociación con los grupos parlamentarios que necesita para salvar la votación en el Congreso de los Diputados.

De hecho, si bien el borrador de las cuentas aún no está terminado, los dos partidos que sustentan al Ejecutivo han bendecido públicamente este embrión presupuestario, y han prometido que serán unas cuentas expansivas.

Por otro lado, el techo de gasto irá acompañado de la presentación del cuadro macroeconómico para 2021, donde se calcula ya una caída del PIB que será de más del 10%. Asimismo, se fijarán las previsiones de deuda pública que, previsiblemente, también alcanzará niveles nunca vistos, por encima del 115%, y de déficit; que también superará el 10%. En cuanto al empleo, las previsiones que se han avanzado es que mejorará en el 2021, situándose en torno al 17% o 18%.

Unidas Podemos reclamó hasta 200.000 millones de techo

En principio, dada la magnitud de estas cifras, no parece complicado que Congreso y Senado den el visto bueno al techo de gasto. No obstante, el propio socio de Gobierno, Unidas Podemos, ha reclamado durante su negociación con el PSOE un límite de gasto aún mayor. 

Fuentes de Unidas Podemos aseguran que, en el marco de esta negociación, visto el volumen de fondos europeos que debería percibir España, y vista la dimensión de esta crisis sanitaria, económica y social, el techo de gasto debería rondar los 200.000 millones, y no debería bajar de los 180.000 millones.

Según estas fuentes, así se lo trasladaron a su socio de Gobierno en las negociaciones de las últimas semanas. Esto supondría un aumento de unos 70.000 millones -aproximadamente un 53% por encima del límite actual-. En este cálculo entran 25.000 millones -recibidos de la UE en concepto de transferencias directas-; 21.000 del fondo Sure –para costear los ERTE-; y otros 23.500 millones como expectativa de crecimiento generada por la inversión europea.

La propia Montero y el secretario de Estado de Derechos Sociales, Nacho Álvarez, han capitaneado las negociaciones por parte de ambos socios. De cumplirse el guion establecido, el presidente del Gobierno y secretario general del PSOE, Pedro Sánchez, y el vicepresidente segundo y líder de Unidas Podemos, Pablo Iglesias, presentarán las líneas generales de las nuevas cuentas públicas en los próximos días.

Paralelamente, y aunque de forma extraoficial, con discreción, representantes de ambas fuerzas ya están sondeando a otros grupos en busca de apoyos. Hoy por hoy, ninguna de las partes duda de que lograrán reunirlos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *