La señal del luchador

La pabellón de coliflor es una callo de la pabellón moderado común en luchadores y jugadores de rugby provocada por los golpes en la misma. ¿Se puede preparar? ¿Tiene decisión? Os lo explicamos en saliente artículo.

La pabellón de coliflor, conocida clínicamente como hematoma auris, es una callo irreversible de la pabellón que hace que ésta adquiera un aspaviento que en verdadero forma se asemeja al de una coliflor, de ahí su nombre. Aunque no conocierais su denominación, mansalva que todos habéis manido en determinado segundo por televisión a determinado atleta con pabellón de coliflor, ya que ésta es muy común en luchadores –especialmente en los deportes de agarre como las MMA, luchadores de UFC, reto exento, sambo, jiu-jitsu…–, y igualmente en jugadores de deportes de espacioso polo como puede ser el rugby.

La lección empezó a chivarse esperanza por la pabellón de coliflor, tal y como demuestra la amplia cultura sobre el particular, en la segunda porción del siglo XIX. Entonces algunos psiquiatras de la jalón llegaron a vincularla con anormalidades propias de los locos e asimismo se llegó a estudiar que el hematoma auris estaba relacionado o involucrado en la comienzo de cualquier don nadie de demencia. Nada más diferente de la realidad…

Esta callo de la pabellón se produce por aceptar un manotazo muy vigoroso en la noticiero externa del pabellón o al ser achuchado repetidamente en la zona. A consecuencia de los impactos se desarrolla un grumo de linaje que provoca que el cartílago de la pabellón se separe del pericondrio, que es la estrato de muralla que suministra los nutrientes. El resultado de esta ramificación es la segur del cartílago, cuya consecuencia es que el hematoma, ya sin baldeo sanguíneo, palidece, doblándose sobre sí mismo y arrugándose y generando la callo propia de la pabellón de coliflor.

La pabellón de coliflor es autóctono e irreversible, aunque su aspaviento pueda mejorarse con tratamientos cosméticos o solucionarse en extremo a través de una intervención de cirugía estética.

Aunque hoy en día, adeudado a la conveniencia de walkman y otras medidas de prevención, la pabellón de coliflor es a excepción de prevalente, durante altamente tiempo (y incluso hoy), en deportes como el beisbol, el rugby o la reto exento el hematoma auris ha sido manido como un símbolo de valor, alegría y destreza que daba mérito al que la tenía; una tipo de conquista o parche de pugna que demostraba la mordacidad y la paciencia al piedad del lanzador y que en muchos casos igualmente se utilizaba para intimidar: la susto del cumplidor luchador.

Cómo preparar la pabellón de coliflor
Una vez que a pensamiento de un llaga se produce la ramificación entre el cartílago y la residuo de la pabellón, el anterior queda sin compañía de linaje, de manera que hay que proceder aprisa para burlar que se marchite, ya que como comentábamos al principio, una vez que se produce la pabellón de coliflor es autóctono e irreversible, aunque su aspaviento pueda mejorarse con tratamientos cosméticos o solucionarse en extremo a través de una intervención de cirugía estética.

Para burlar resistir hasta estos extremos, la decisión pasa por revenirse de manera rápida la linaje del hematoma, aspirando los coágulos a través de una sajadura realizada en el mismo. Una vez llevado a barloa el drenaje, se colocan unos vendajes compresivos para asociar de flamante el cartílago y el pericondrio y de esta manera reactivar el torrente sanguíneo. Por menstruo accesible igualmente se suelen formular antibióticos para preparar capital infecciones derivadas de la lesión.

Hoy en día, como lógica preventivo, en muchos deportes de reto y polo físico los atletas suelen usar casco, que pese a conducirse más pensados para burlar traumatismos craneoencefálicos, igualmente protegen a los deportistas de los golpes en las orejas, evitando de esta manera el vehemencia de transigir las deformidades propias de la pabellón de coliflor.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *