Venezuela. Reacción política y ecológica necesaria