Vía crucis de Geraint Thomas en el Etna y victoria para el ecuatoriano Caicedo

[ad_1]

En Giro enamora por su atractivo imprevisible. El gran beneficiado de la primera jornada se hunde en la tercera. Nadie puede acomodarse en esta carrera de taquicardia. Geraint Thomas, el mejor de los favoritos en la crono de Palermo, el candidato con anhelo reivindicativo por su exclusión del Tour, se cayó en la salida neutralizada y perdió todas sus opciones de podio en el ascenso al Etna. El galés se descolgó del pelotón a falta de 18 kilómetros para la conclusión, el líder Filippo Ganna se quedó con él y ejerció de sacrificado gregario. También acudieron en su ayuda Salvatore Puccio y Rohan Dennis. Pero el auxilio del trío apenas pudo reducir los daños sufridos por el desconsolado jefe de filas. Un vía crucis interminable hasta la cima del volcán, donde cedió más de 12 minutos con el vencedor de la etapa, el ecuatoriano Jonathan Caicedo. [Narración y clasificaciones]

Otro golpe tremendo para el Ineos en esta temporada inclemente. En el Tour claudicó Egan Bernal y la escuadra británica fue desnudada por la superioridad del Jumbo Visma. Un fracaso difícil de dirigir para la formación con el presupuesto más alto, el insaciable acaparador de corredores de primer nivel. Los contratiempos inesperados y las desgracias martirizan a Dave Brailsford, que ya no sabe qué inventarse para mantener la necesaria tensión competitiva. Tras es batacazo de Thomas, la responsabilidad del grupo en la ronda italiana pasa al joven británico Tao Geoghegan Hart (25 años), un buen escalador pero sin experiencia en la asunción de galones. Ahora, Jonathan Castroviejo tendrá más libertad de movimientos; este lunes lo intentó en el ascenso al Etna. Nefastas temporada para el Ineos, al que sólo le queda la Vuelta a España para salvar los muebles. Sería paradójico que Chris Froome, también apartado del Tour y que el próximo años se marcha al equipo de Israel, fuera el salvador. En este ciclismo tan sorprendente, tampoco extrañaría que en la ronda española coincidieran Bernal, Thomas y Froome.

Y es que este es un Giro para no perdérselo. En sólo tres jornadas tres favoritos han salido damnificados: Thomas, Miguel Ángel López (retirado en la crono inaugural) y Simon Yates. El británico no soportó el ritmo del pelotón en la subida al Etna y a falta de siete kilómetros perdió contacto. Falló el jefe del Mitchelton y se dispararon los ataques, con Castroviejo, Fuglsang, Bilbao, Kendermann, Nibali. Siempre por delante el ecuatoriano Jonathan Caicedo (27 años), el amigo de Richard Carapaz, que se metió en la fuga buena del día y se adjudicó la victoria en el primer final en alto. Nueva fiesta del Ecuador en el Giro. Caicedo es doble campeón de su país en contrarreloj y ruta en 2019 y ganador de la Vuelta a Colombia de 2018. El ex corredor del Movistar aventajó al grupo de Nibali en 44 segundos y en 4.23 a Yates. Gracias a esa ventaja y a las bonificaciones es colíder de la prueba, junto al portugués Joao Almeida. El tercero es Pello Bilbao, a 37 segundos. Emociones intensas en el Giro más imprevisible.

Conforme a los criterios de

The Trust Project

Saber más

Giro de Italia 2020Geraint Thomas, el defenestrado amigo de Froome, busca venganza
Tour de Francia 2020Jumbo juega a ser Ineos y Pogacar saca tajada
Tour de Francia 2020Los controles del Covid estresan al pelotón del Tour

[ad_2]

Source link

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *